1982 La Nube II.
Museo de Bellas Artes, Tucumán, Argentina

La segunda Nube se realiza en la ciudad de Tucumán. Allí se incorporan nuevas variables: el espejo manual colocado bajo los ojos, tal como lo sugirió María Herbin, que modifica y amplía el espacio creando perspectivas inimaginables; el túnel de acceso; las lluvias transparentes y la banda sonora especialmente creada para esta obra, una cuadrafonía compuesta mediante la sintetización del sonido de los propios materiales.
Un espacio de 400 m² con alturas que oscilan entre 4 y 10 m, es el escenario de La Nube II, en donde casi la totalidad de los materiales cuelgan del techo.
"Me siento creador de mi propio universo". "Me emocionó; es como elevarse a un espacio, donde reina la paz...". "La nube es una excelente expresión estética que nos acerca al infinito".

"Es otra dimensión". "Sentí que iba por un sendero hacia un lugar distinto al físico.
A medida que me metía en la obra le iba encontrando el sentido".