Todas las obras espaciales realizadas por Mireya
Baglietto
desde la propuesta núbica encaran
directamente la creación o la transformación del espacio.
Si bien Las Nubes, La Trama Humana y Arcoiris
son el máximo exponente de su propuesta, la artista
también aplica algunos de los mismos fundamentos
de estas obras para crear espacios para la convivencia cotidiana.
Desde el año 1985 y, partiendo siempre de una concepción orgánica del espacio, Baglietto desarrolla climas que aportan a la tranquilidad y al bienestar humano. Residencias, empresas, ferias, teatros, parques, jardines y todo tipo de ámbito privado o público, dan marco a la creación de estos ambientes.